Ministros de finanzas y banqueros del G7 adoptan pautas para CDBC

 
 
 

CDBC no deben “dañar” la estabilidad

Los miembros financieros y políticos de el Grupo de los Siete, integrado por los países con las principales economías del mundo trataron lo referente a las normativas y a las  políticas públicas que deben ser adoptadas con respecto a las monedas digitales de los bancos centrales,  CBDC y dejaron sus conclusiones en una declaración, en la cual  los participantes que “Cualquier CBDC debe basarse en los compromisos públicos de larga data con la transparencia, el estado de derecho y la gobernanza económica sólida”.

CDBC G7
“Las CDBC nop deben atentar contra la estabilidad financiera”, dice el G7

Igualmente, el documento destaca que una CDBC soberana tiene que estar diseñada y hecha para ser usada tanto por ciudadanos comunes como por pequeñas, mediana o granes empresas para “respaldar y no dañar” la capacidad de los bancos centrales  para sostener la estabilidad financiera y monetaria de los países que la emitan.

En tal sentido, la declaración del G7 destaca que “una CBDC es para complementar el efectivo” y podría usarse a manera de “ancla para el sistema de pago”.

Creen, que las monedas digitales de los bancos centrales tenen que cumplir con “estándares estrictos” de privacidad, transparencia y protección de datos”, además de  ser resistente a los diversos riesgos como las amenazas de ataques cibernéticos,  fraudes y, también,  el uso ilegal o indebido.

Los ministros de finanzas y los representantes de los bancos centrales del G7 reconocieron el innegable papel que desempeñarían las CBDC para optimizar los pagos transfronterizos a la vez que reconocieron la responsabilidad compartida que poseen como funcionarios para  minimizar lo que llaman las “repercusiones perjudiciales para el sistema monetario y financiero internacional”.

En el debate sobre las criptomonedas o dinero digital de índole privada, los responsables políticos del G7 siguen firmes en que los desarrollos de estas redes deben ser seguros, coherentes y apegados a las normativas que sigue el grupo.

Creen, que si los activos digitales privados no se regulan de manera adecuada una stablecoin podría ser  muy riesgosa para la estabilidad financiera, dada su volatilidad lo cual evita que se utilice como forma de pago.

Los 13 principios del G7 sobre las CBDC

CDBC pautas G7
El G7 dejó claras las 13 pautas a seguir para la creación de las CDBC

El foro intergubernamental del G7 sobre las CDBC, publicó un documento en el que destacan las diferencias que existen entre las monedas digitales emitidas por los bancos centrales, o CDBC, por una parte, las criptomonedas y stablecoins por la otra.

Este documento del G7 señala que “Los CBDC no son criptoactivos'” porque no son emitidos por los bancos centrales y que las criptomonedas que están respaldadas por dinero fiduciario son responsabilidad de las entidades privadas. Aunque, no desestiman que, en la infraestructura más extendida de las CBDC podrían participan tanto el sector público,  como el privado.

De igual manera, dejaron calro que ningún país miembro del  G7 ha decidido aún emitir su propia CDBC. No obstante,  formularon  13 principios de políticas públicas para su creación para que, de esta manera, los diversos gobiernos  y las organizaciones internacionales puedan guiarse por estas directrices, las cuales dividieron en dos categorías: “Problemas y oportunidades fundamentales”.

Dentro de los principios básicos o fundamentales se encuentra la estabilidad monetaria y financiera, la cual debe sobreponerse por encima de todo al diseñar una CBDC y que la misma tiene que respaldar los objetivos de establecidos en las políticas públicas.

De igual manera fue abordado el marco legal y la gobernanza. En este apartado los funcionarios del G7 enfatizaron en la necesidad de que se respete a plenitud el estado de derecho, pues este es imprescindible para garantizar la resistencia, la confianza,  y  la seguridad y la confianza  de una CBDC.

Otro punto de suma importancia abordado fue el de la privacidad de los datos, para el cual  los organismos  reguladores deben garantizar la responsabilidad su protección en beneficio del usuario y de la transparencia en lo que al uso de esa información se refiere.

CDBC G7 principios
Entre los principios para la creación de una CDBC, el G7 tomó en cuenta también los factores medioambientales

La privacidad de los datos personales y el resguardo de esta información se consideran esenciales para la confianza financiera y para la confianza en la propia CBDC.

Otros de los principios enmarcados dentro de estos 13 está representado por la resiliencia operativa y también la ciberseguridad, los cuales requiere que todas las entidades que se involucran en los ecosistemas de las CBDCs tiene que adoptar estrategias a seguir para resguardar la seguridad cibernética de los datos.

La competencia es clave y los líderes financieros del G7 creen que “las CBDC deben coexistir con los medios de pago existentes y deben operar en un entorno abierto, seguro, resistente, transparente y competitivo que promueva la elección y la diversidad en las opciones de pago”.

Si bien se espera que las monedas digitales emitidas por el estado ofrezcan pagos más accesibles, más rápidos y más baratos, el principio de financiamiento ilícito hace hincapié en el compromiso de mitigar su uso para facilitar la delincuencia.

Las consecuencias tienen que tratarse para no permitir riesgos que puedan dañar el sistema financiero y monetario e internacional, donde se incluye también soberanía monetaria y la estabilidad financiera de las demás naciones.

También hicieron consideraciones sobre el uso de la energía para una CBDC y no descartaron lo primordial del medio ambiente, por lo cual se debe construir una  infraestructuras de moneda digital que sea eficiente y que se encuentre respaldada con el firme compromiso internacional de una economía “neta cero”.

El informe del G7, presenta, a las CBDC como un cúmulo de oportunidades en ámbitos  como pagos desde y hacia el sector público. Además, planeta las capacidades transfronterizas en las cuales, nuevas monedas digitales y respaldadas fiduciariamente pueden reducir potencialmente la fricción.

En los principios de oportunidad, el G7 aconseja a las autoridades monetarias de las diversas naciones que también tomen en cuenta a la innovación y la economía digital, además de la inclusión financiera y el desarrollo internacional.

Total
1
Shares
Related Posts