Declarar criptomonedas. Todo lo que debes saber sobre este proceso

En el sector económico y financiero es importante hacer las declaraciones de impuestos, retenciones y otros tipos de gravámenes.

¿Y en el ecosistema cripto también? Podrían preguntarse muchas personas, especialmente quienes están poco familiarizados con las monedas digitales y todo lo que en torno a ellas se dice y hace.

Para aclarar las dudas al respeto, te presentamos algunas consideraciones sobre cómo declarar criptomonedas, cuándo y dónde se hace este trámite.

Declarar criptomonedas: la cosa es distinta en cada país

Las criptomonedas son relativamente nuevas, pero globales. Y aunque no están bajo el control de ningún gobierno, cada país tiene sus propias leyes y regulaciones, sobre las cuales también se debate el uso e implementación de determinada criptodivisa.

Un ejemplo de ello es Dinamarca, El Salvador y Venezuela, por nombrar algunos países donde, con aciertos, desaciertos, manifestaciones y expectativas, se debate sobre este tema.

En otros países como Rusia, Estados Unidos, China, España o Argentina el uso y la compra venta de criptomonedas está más avanzado y va en constante crecimiento.

A la par de esta realidad, han surgido los exchange o plataforma como brókeres (intermediarios), los cuales facilitan el intercambio de monedas digitales.

No obstante, está la posibilidad de guardar tus criptomonedas en lo que se denomina una billetera o simplemente las almacenas en un disco duro, pen drive o en cualquier dispositivo autónomo, que sea de tu propiedad, aunque no siempre sea lo más seguro.

Caso España: ¿Cuándo debe declararse y cuándo no?

En España, uno de los países donde el crecimiento de las criptos parece indetenible, la experiencia es distinta. En esta nación si hay algunas reglas para declarar criptomonedas. Veamos:

La compra-venta está exenta de IVA, aunque bajo la legislación vigente, a cargo de la Agencia Tributaria.

La misma Agencia Tributaria califica a los monederos virtuales como cuentas corrientes. Por lo que si en ellos tienes monedas, solo depositadas, no tienes por qué tributarlas.

Ahora, si te dedicas a operar con ellas y usarlas como medio de paso, si deberás declararlas.

La compra y venta de criptomonedas, a través de una plataforma, se considera una actividad empresarial, por lo que quienes se dedican a ello, están obligados a declarar el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

Cuando realizas un cambio de criptomonedas (bitcoins en ethers) tendrás que *tributar por la ganancia o pérdida generada, restando al valor de adquisición al entregarla o recibirla.

Cuando se intercambia en otra moneda virtual o dinero FIAT, debe declararse en el IRPF incluyéndolos en el apartado de pérdidas y ganancias patrimoniales, de la siguiente forma:

  • 19% cuando sean 6.000 euros.
  • 21% entre 6.000 y 50.000 euros.
  • 23% cuando supere los 50.000 euros.

Impuesto sobre el Patrimonio

También se debe informar, en el Impuesto sobre Patrimonio, las criptomonedas que se poseen al 31 de diciembre, por el valor a esa fecha. Las concreciones sobre este impuesto quedan en cada Comunidad Autónoma.

En el Impuesto de Sociedades, la criptomoneda tributa al 25%, según el costo y beneficio de la venta. Además, se puede añadir un 10% de amortización por deterioro de valor.

La minería

Este método se considera una actividad económica y lo que se percibe tras su ejecución, debe declararse en el IRPF, donde también se han de deducir los gastos derivados del ejercicio de la actividad.

Un profesional, realizando una operación derivada de su actividad tendrá que pagar IVA, mientras que si es un particular, la operación se gravaría en el Impuesto de Transmisiones Profesionales.

Modelo 720

La declaración sobre bienes y derechos situados en el extranjero, es de obligatoria presentación antes de la fecha establecida por Hacienda (generalmente al 31 de marzo de cada año).

Recomendación fiscal

La fiscalización de las criptomonedas aún está en pañales. Sin embargo, su imparable auge hará que se tenga que legislar, más temprano que tarde, sobre ellas.

Y es que las criptomonedas tienen de por sí una alta variabilidad. Como activo, su precio lo determina la oferta y la demanda y pueden ganar o perder su valor, de un día para otro.

Total
0
Shares
Related Posts