Buterin quema 7 mil millones de dólares en SHIB

Vitalik Buterin quemó una gran cantidad del suministro de SHIB y dijo lo que hizo porque no quería un centro de poder.

Vitalik Buterin acaba de destruir un 90% del total de sus participaciones en SHIB o Shiba Inu y el restante 10% pretende donarlo a una institución de beneficencia que aún no ha establecido. Este hecho ocurre a pocos días de que donara cerca de mil millones de millones de dólares en esta criptomoneda a la India (a través del Fondo de Ayuda de Criptomonedas ) para contribuir a paliar los daños causados por la pandemia.

En este sentido, el padre del ETH declaró que no desea tener un centro o locus de poder dentro de sus proyectos.

Fundador de SHIB envía la mitad del suministro total a Buterin

Los creadores de SHIB o Shiba Inu describen a esta criptomoneda como el intento para construir una comunidad descentralizada y espontánea. Es así como los padres del también llamado Killer DOGE o asesino de Dogecoin consideran que su gran volumen de circulación, el cual se calcula en alrededor de 394 mil 800 millones de tokens, podría estar por encima del Dogecoin, pero mantenerse por debajo de este en un céntimo.

En este sentido, no puede negarse que ha sido una época fue extremadamente buena para SHIB que subió su precio en un 146% porque el token cotizó en Huoboi, Binance y FTX por lo que llegó al máximo histórico desde su nacimiento de 0,00003791 dólares.

Pero, luego del llamado FUD o estrategia de Elon (Musk) también SHIB ha tendido a la baja y ha caído un 68% en la última semana.

En medio de todo esto, el creador de Shiba Inu, dijo, entonces, que el objetivo detrás del enviar el 50% del total de suministro total de SHIB a Buterin es el de crear confianza en el proyecto.

Así lo dio a conocer el fundador del SHIB a quien se le conoce como Ryoshi y quien declaró que a pesar de que este es su punto vulnerable es también una muestra de toda su grandeza y es lo que permitirá que este proyecto se vuelva grande.

Buterin pide tokens

SHIB2.jpg

El fundador de Ethereum, Buterin, envió 410.241.996.771.871 tokens de Shiba Inu a una dirección en lo que se considera una cartera muerta. De esta manera, se hacen inalcanzables o inaccesibles y, por ende, se retiran de circulación.

La respuesta fue un brinco adelante en el precio del SHIB del 55% ubicándose en 0,00001960 dólares, su precio máximo hasta ahora aunque después volvió con su tendencia la baja.
Buterin explicó que nunca tuvo como intención mantener su cartera de SHIB y que esto respondía a razones de seguridad. También dijo que se hizo algo útil de manera inmediata.

Igualmente, pidió que nadie debería enviarle nunca más monedas en el futuro porque no quiere tener autoridad en ningún otro proyecto: “preferiría que me preguntarán primero”, concluyó.

Total
0
Shares
Related Posts