¿Qué podría salir mal con la fusión de Ethereum?

ethereum

A pocas semanas del histórico acontecimiento, los expertos discuten los riesgos técnicos y políticos que podrían derivarse de la actualización de la red Ethereum.

Se ha esperado durante media década, se ha retrasado durante años, se ha alabado, se ha condenado, se ha ajustado y, según dicen sus desarrolladores, se ha perfeccionado.

Preparado o no, llega la tan esperada fusión de Ethereum. Pero, dada la proeza técnica que supone, ¿existe el riesgo de que algo salga terriblemente mal?

La fusión -la transición de Ethereum de un sistema de prueba de trabajo a una prueba de participación- está prevista entre el 10 y el 20 de septiembre. Durante esta histórica actualización de la segunda mayor criptomoneda por capitalización de mercado, sobre la que se construye más de la mitad de toda la actividad financiera descentralizada, ¿podrían desaparecer tus fondos y NFT, o dejar de funcionar tus aplicaciones favoritas?

Los desarrolladores dicen que no hay nada de qué preocuparse: confían en que la fusión no tendrá ningún impacto en la seguridad de los activos ni en la funcionalidad de las aplicaciones. Sin embargo, la confusión que rodea al evento podría aumentar los casos de estafadores que manipulan a los usuarios desinformados y, de cara a los próximos meses y años, las implicaciones de la fusión podrían tener ramificaciones políticas e incluso legales a largo plazo.

La fusión tardará unos 12 minutos en completarse, y durante ese tiempo numerosas bolsas de criptomonedas importantes han anunciado que planean pausar los depósitos y retiros para Ethereum y tokens basados en Ethereum. Esto es completamente normal, y los fondos de los usuarios no correrán ningún riesgo mayor durante ese tiempo.

“No habrá fondos en riesgo”, dijo Van Der Wijden. “Yo mismo no enviaría, por ejemplo, 100 millones de dólares durante esos 12 minutos. Pero 12 minutos después, la cadena finaliza. Entonces todo debería ir bien. Entonces podemos empezar a celebrarlo”.

Durante esos 12 minutos, unos 150 desarrolladores de Ethereum estarán en alerta máxima, revisando el software de la fusión en busca de cualquier fallo. Esos fallos se subsanarían rápidamente si se descubrieran, y no afectarían a la seguridad de los activos de los usuarios, sólo a la velocidad de las transacciones.

En el peor de los casos, estos fallos podrían provocar retrasos en las transacciones de “cinco a diez minutos como máximo”, dijo Tsao. “Pero una vez que vaya sin problemas, irá sin problemas”.

Total
0
Shares
Related Posts