¿Qué es la Web3?

WorldWideWeb3

Una breve introducción a la Web3 y su funcionamiento.

Introducción a Web3

La centralización ha contribuido a incorporar a miles de millones de personas a la World Wide Web y ha creado la infraestructura estable y robusta sobre la que vive. Al mismo tiempo, un puñado de entidades centralizadas tiene un dominio sobre grandes franjas de la World Wide Web, decidiendo unilateralmente lo que debe y no debe permitirse.

Web3 es la respuesta a este dilema. En lugar de una Web monopolizada por las grandes empresas tecnológicas, Web3 adopta la descentralización y es construida, operada y poseída por sus usuarios. Web3 pone el poder en manos de los individuos y no de las empresas. Antes de hablar de Web3, exploremos cómo hemos llegado hasta aquí.

Los primeros tiempos de la Web

La mayoría de la gente piensa en la Web como un pilar continuo de la vida moderna: se inventó y no ha hecho más que existir desde entonces. Sin embargo, la Web que la mayoría de nosotros conocemos hoy en día es bastante diferente de lo que se imaginó en un principio. Para entenderlo mejor, es útil dividir la breve historia de la Web en períodos sueltos: la Web 1.0 y la Web 2.0.

Web 1.0: Sólo lectura (1990-2004)

En 1989, en el CERN de Ginebra, Tim Berners-Lee estaba ocupado desarrollando los protocolos que se convertirían en la World Wide Web. ¿Su idea? Crear protocolos abiertos y descentralizados que permitieran compartir información desde cualquier lugar de la Tierra.

El primer inicio de la creación de Berners-Lee, ahora conocido como “Web 1.0”, tuvo lugar aproximadamente entre 1990 y 2004. La Web 1.0 consistía principalmente en sitios web estáticos propiedad de empresas, y la interacción entre los usuarios era casi nula -los individuos rara vez producían contenidos-, por lo que se la conocía como la web de sólo lectura.

Web 2.0: Leer-Escribir (2004-presente)

El periodo de la Web 2.0 comenzó en 2004 con la aparición de las plataformas de medios sociales. En lugar de ser de sólo lectura, la web evolucionó a ser de lectura-escritura. En lugar de que las empresas proporcionasen contenidos a los usuarios, también empezaron a ofrecer plataformas para compartir contenidos generados por los usuarios y participar en interacciones de usuario a usuario. A medida que aumentaba el número de personas que se conectaban a la red, un puñado de grandes empresas empezó a controlar una cantidad desproporcionada del tráfico y del valor generado en la web. La Web 2.0 también dio origen al modelo de ingresos basado en la publicidad. Aunque los usuarios podían crear contenidos, no eran dueños de ellos ni se beneficiaban de su monetización.

Web 3.0: Read-Write-Own

La premisa de la “Web 3.0” fue acuñada por el cofundador de Ethereum, Gavin Wood, poco después del lanzamiento de Ethereum en 2014. Gavin puso en palabras una solución para un problema que muchos de los primeros adoptantes de criptomonedas sentían: la Web requería demasiada confianza. Es decir, la mayor parte de la web que la gente conoce y utiliza hoy en día se basa en la confianza en un puñado de empresas privadas para que actúen en el mejor interés del público.

¿Qué es Web3?

Web3 se ha convertido en un término que engloba la visión de una nueva y mejor Internet. En esencia, Web3 utiliza blockchains, criptomonedas y NFT para devolver el poder a los usuarios en forma de propiedad. Un post de 2020 en Twitter lo decía mejor: Web1 era de sólo lectura, Web2 es de lectura y escritura, Web3 será de lectura y escritura.

Ideas básicas de la Web3

Aunque es difícil dar una definición rígida de lo que es la Web3, algunos principios básicos guían su creación.

  • Web3 está descentralizada: en lugar de que grandes extensiones de Internet estén controladas y sean propiedad de entidades centralizadas, la – propiedad se distribuye entre sus constructores y usuarios.
  • Web3 no tiene permisos: todo el mundo tiene el mismo acceso para participar en Web3, y nadie queda excluido.
  • Web3 tiene pagos nativos: utiliza la criptomoneda para gastar y enviar dinero en línea en lugar de depender de la anticuada infraestructura de los bancos y los procesadores de pagos.
  • Web3 no es fiable: funciona mediante incentivos y mecanismos económicos en lugar de depender de terceros de confianza.
Total
0
Shares
Related Posts