¿Puede el gobierno rastrear el Bitcoin?

La tecnología blockchain de Bitcoin es, en principio, anónima pero también rastreable debido al elemento de transparencia. Por tanto, Bitcoin puede denominarse “pseudoanónimo”. Las agencias gubernamentales están contratando a expertos en criptodivisas para que les ayuden con el seguimiento de BTC y la verificación de la identidad.

En la práctica, ¿cómo pueden las autoridades como la policía, Hacienda o el FBI rastrear Bitcoin? Dado que las autoridades no pueden identificar directamente a las partes implicadas en una transacción de Bitcoin, pueden intentar observar la cadena de bloques y analizar los movimientos de BTC y los patrones correspondientes. De esta manera, buscan perfilar, desanonimizar e identificar a los que realizan las transacciones.

Entonces, ¿por qué harían eso los gobiernos y con quién colaboran? Es importante destacar que la mayoría de las transacciones de Bitcoin no están asociadas a actividades delictivas. Sin embargo, las fuerzas del orden, como la policía o el FBI, siguen intentando atrapar a las personas u organizaciones que utilizan criptomonedas como Bitcoin con fines ilícitos, como el blanqueo de dinero o el fraude. Del mismo modo, una agencia como Hacienda quiere rastrear a los propietarios, comerciantes e inversores de BTC para recaudar impuestos sobre las ganancias de capital o los ingresos.

Empresas como Chainalysis ofrecen servicios de monitorización y análisis de blockchain. Estas empresas analizan si ciertos BTC que se mueven entre carteras están, de alguna manera, asociados a actividades delictivas y pueden colaborar con el FBI para ayudar a los investigadores a rastrear ciertos fondos de criptodivisas a nivel internacional.

Total
0
Shares
Related Posts