Todo sobre criptodivisas, monedero, direcciones, llaves

monedero-direcciones
El auge de la criptografía asimétrica, uno de los pilares del blockchain, se ha visto favorecido por la integración de varios conceptos.

Con todas estas oleadas de información invadiendo nuestra vida cotidiana, ¿Qué tal un breve repaso lingüístico a los términos monedero, direcciones, llaves? Es decir, conceptos fundamentales que pueden parecer familiares, pero que al final no se entienden.

Hay que hacer algunas aclaraciones.

¿Qué es exactamente la criptografía?

La criptografía está en el origen de todo el caos que sacude nuestra sociedad moderna. Para comprenderla mejor, debemos volver a la interpretación griega del término “escritura oculta”.

Sin embargo, no debe ignorarse la evolución del significado tal como se ha utilizado. Las prácticas de las agencias de inteligencia, las de algunas ramas del ejército e incluso las de los informáticos se han visto afectadas.

El auge de la criptografía, uno de los pilares del blockchain, se ha visto favorecido por la integración del concepto de escritura secreta en el ámbito privado.

En este sistema destaca el uso de dos llaves: la pública y la privada.

¿Cuál es la definición de una dirección?

La dirección criptográfica es sencilla: basta con tomarla literalmente y ya está. En la vida real, denota la ubicación exacta de nuestra residencia.

También podemos tener una o más direcciones en la criptosfera. En realidad, el libro blanco original de bitcoin (BTC) de Satoshi Nakamoto permite la creación de una dirección por transacción.

Se trata de una serie de dígitos y letras que se generan al azar para formar un número único similar al que proporciona el banco.

La diferencia es que no requiere la participación de un tercero y es completamente gratuita. Aquí está la primera dirección de Bitcoin para que te hagas una idea: 1A1zP1eP5QGefi2DMPTfTL5SLmv7DivfNa.

Otra cosa a tener en cuenta es que, como Bitcoin y Ethereum son pseudónimos, tus activos y transacciones pueden ser leídos por cualquiera que la conozca.

monedero-direcciones
El monedero funciona de forma similar a un llavero.

¿Qué es un monedero?

Es un estuche segmentado que puede contener dinero o una variedad de tarjetas en la vida cotidiana. Como está diseñado para llevar una o más direcciones, el monedero funciona de forma similar a un llavero.

El monedero puede estar vinculado a tu navegador (monedero del navegador), a tu ordenador (monedero de escritorio), a cosas físicas (monedero de hardware) o incluso al cerebro humano en general.

Las billeteras calientes y las frías son las únicas que distinguen las de criptomonedas.

Billeteras en caliente, las más comunes

Los monederos móviles, web y de escritorio se incluyen en esta categoría.

Las billeteras para teléfonos móviles son aplicaciones a las que se puede acceder en teléfonos inteligentes o tabletas. Trust Wallet, Edge Wallet y Bridge Wallet son algunas de las más conocidas.

A excepción de los complementos del navegador web, los online no requieren la instalación de ningún software. MyCrypto, MyEtherWallet y la conocida MetaMask son ejemplos de ello.

En el sentido de que son software que se puede instalar en un PC o portátil, los monederos de escritorio son similares a los móviles. En un mar de programación moderna, destacan Leger Live, Atomic y Exodus.

Billeteras frías

Esta categoría incluye tres tipos de monederos: de hardware, de papel y cerebrales. Los monederos de hardware se basan en un enclave seguro que está vinculado a un dispositivo que parece una llave USB. En esta categoría de hardware, el Nano Ledger S es una celebridad.

El objetivo del de papel, también conocido como físico, es almacenar las claves públicas y privadas. Esta alternativa es difícil de manejar y requiere un alto nivel de conocimiento por parte de sus usuarios.

El monedero cerebral se refiere sobre todo a la utilización del cerebro humano. Este método depende más precisamente de la capacidad de memoria del propietario del bitcoin.

monedero-direcciones

¿Cuál es la diferencia entre una clave pública y una privada?

Los términos “clave pública” y “clave privada” aparecen varias veces en los párrafos siguientes. Sin embargo, ¿qué pasa con esta última?

Clave pública

Es similar al número de tu cuenta bancaria. Por ello, hacerlas públicas para recibir transacciones es una opción viable.

Merece la pena destacar que la dirección es un compendio de claves públicas, dado lo que hemos aprendido sobre las direcciones de cartera.

Una clave secreta

En cuanto a la clave privada, piensa en ella como un código de verificación o un código PIN unido a la clave pública que la acompaña. Por ello, es extremadamente privada y debe mantenerse en un lugar seguro, lejos de miradas indiscretas.

En resumen, si alguna vez necesitas invertir en criptomonedas o gestionar tus posesiones de bitcoin, litecoin o ethereum, conocer esta terminología te resultará muy útil.

Total
0
Shares
Related Posts